Etiquetas

Los spots son el medio por el cual, el gobierno federal da a conocer los “logros” de su administración. Estos suelen ser un llamado a las fibras mas sensibles de la población en cuanto a salud, vivienda, bienestar social, educación y seguridad, donde se dan cifras o se actúan situaciones de la vida de familias donde las mismas “afirman” que se ha hecho mucho por el bien del país. Pero ¡Hasta que punto acaba el spot y comienza la realidad? En esta entrada, comenzaremos hablando de los últimos dos temas citados, en posteriores entradas, abarcaremos los temas pendientes.

Como todos sabemos, México vive una crisis de seguridad cuyo principal flagelo es la narcoviolencia. Esto ha generado que varias de las ciudades más importantes de la república los niveles de violencia se hayan elevado de manera alarmante. En los spots se habla de detenciones, decomisos de droga o armamento, los famosos “operativos conjuntos”, abatimiento de sicarios, entre otras cosas, pero ¡en realidad ha tenido éxito la llamada “guerra contra el narco”?

Las cifras son alarmantes, casi 70 mil muertos, entre ellos mas de 2000 niños, 11 mil huérfanos, 100 000 desplazados, mas de 10 mil desaparecidos, un número creciente de jóvenes ligados al narco, ya sea como distribuidores, sicarios, halcones, etc. Todos estos, datos obtenidos de diversas fuentes como La Jornada, Vanguardia, Reforma, y diarios de circulación nacional. El gobierno federal trata de “minimizar” las cifras, ya que según cifras oficiales, han muerto 40 mil personas en 5 años. es pues esta estrategia un completo fracaso, los decomisos poco dicen, ya que el verdadero volumen de traspaso de drogas no es de dominio público, pero con certeza es mas lo que logra pasar que lo que se decomisá, solo basta ver la enorme fortuna de los principales capos de la droga. Su potencia de fuego, podemos decir es completamente proporcional a su poder económico, por lo tanto, la estrategia emprendida por el “gobierno” ha resultado, infructuosa y un rotundo fracaso. Sin contar las numerosas denuncias de abusos por parte de personal castrense, hacen mayor el fracaso. La CNDH ha interpuesto quejas en varios casos de abuso contra familias y personas (véase el caso de Zongolica), donde están documentados abusos de militares contra la población civil.

En cuanto a los spots sobre educación. Mucho se ha dicho sobre las condiciones precarias de escuelas de nivel básico, muchas de ellas no cuentan con techo ni piso firme, incluso, se llega al extremo que ni sanitarios o letrinas. La educación es primordial para que un pueblo salga del atraso, mas sin embargo, pareciera que los spots son los sueños de opio del gobierno. Instalaciones que viéndolas seria ridículo pensar que puedan ser de una institución educativa, programas obsoletos o que nada aportan al conocimiento, donde lo importante es memorizar, no comprender o analizar datos; no por nada, según una evaluación internacional, México ocupa de los últimos lugares en cuanto al aprendizaje de las matemáticas. Un sindicato de maestros dirigido por la persona que mas ha dañado a la educación en México, Elba Esther Gordillo, con un sindicato charro, donde lo que se presume no es la educación de calidad sino 56 Hummers que compro “la maestra para sus agremiados”. Becas, o los apoyos a los estudiantes; según el ultimo censo de población y vivienda hay 29 millones de jóvenes entre 15 a 29 años, mas otros 23 millones de niños en edad escolar. La suma total de personas en edad escolar, incluyendo posgrados es de 52 millones de personas, cifra similar de becas que el gobierno declara haber otorgado. Pero es aquí donde viene la interrogante; si el número de becas es similar al número de personas en edad escolar de nivel básico a posgrado ¿Como es posible que existan en el país mas de 7.4 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan (ninis)? Ademas, que el numero total de personas que viven en la pobreza es de casi 60 millones, mas 19 millones que viven en pobreza alimentaria, mas cientos de jóvenes enrolados en las filas del crimen organizado. Es cuando se da cuenta que las cifras simplemente no cuadran.

Entonces ¿Donde acaba el spot y comienza la realidad? El spot termina después de 30 segundos, la realidad permanece, aún en el tiempo que dura el spot. El cinismo y la burla “discreta” del gobierno esta dada por la cantidad de mentiras que se transmiten en 30 segundos de tiempo aire en los diversos medios de comunicación, en las cifras maquilladas, en la realidad que se trata de ocultar, en los discursos demagógicos y en las poses para la foto, tratando de proyectar empatia del gobierno con el pueblo.

 

Anuncios