La televisión es hoy en día el medio electrónico de información masiva más importante e influyente del mundo, superando incluso a medios como la radio o la prensa. Aunque ahora en estos tiempos donde la tecnología es el pan de cada día, la televisión encuentra su mas grande competidor en la internet, aunque esta última es solo casi tan influyente en aquellas personas que disponen de el servicio, mas sin embargo,  no tiene tanto impacto, ya que aun hoy, muchos hogares no tienen acceso a esta forma alternativa de información.

Es pues, la televisión el medio de comunicación masivo mas influyente y con mas presencia en los hogares a nivel mundial, donde su influencia es aplastante. Empresas como CNN, NBC, NHK, DW, UNIVISION o Televisa y TVAzteca en México, tal vez, todas esas empresas, de las mas importantes a nivel mundial, estableciendo tendencia y formas de pensar.

Las dos televisoras mexicanas antes mencionadas han establecido un duopolio informativo en el país, dominando el 100% de espacios televisivos, alianzas estratégicas con periódicos como “Milenio” (en el caso de televisa) o con otras empresas menores de televisión como “Proyecto 40”.

La forma de influir en el pensamiento colectivo está dada principalmente por los espacios noticiosos, donde las personas encargadas de “informar verás, objetiva e imparcialmente” hacen exactamente todo lo contrario, verdades a medias, muy poco objetivos en la forma de informar y apoyar de manera muy tendenciosa a personas, especialmente políticos o sus partidos, y que, esas mismas personas son llamadas los “lideres de opinión” en el país. Y esto ha sido muy claro y menos disimulado desde el 2006, cuando las dos empresas televisivas decidieron apoyar indirectamente al candidato del PAN, permitiendo una guerra sucia en contra del candidato de la coalición PRD-PT-Convergencia, consistente en anuncios con frases como “Un peligro para México” encabezada por el Partido Acción Nacional (PAN) o los spots del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Sabritas o JUMEX, induciendo de manera directa el voto a favor del candidato panista.

Esos son los inconvenientes de que la televisión sea un duopolio que maneje y manipule la información, las opciones para ampliar el criterio de las personas son muy reducidas y la forma tendenciosa de las televisoras es la que domina y establece el rumbo a seguir de todo un país, ya no esta en manos de los políticos, las televisoras se han consolidado como un cuarto poder tan influyente como la mismísima clase política. Y lo vemos ahora, en 2012, donde una televisora (Televisa) decidió proyectar y apoyar al precandidato único del PRI para la contienda presidencial, Enrique Peña Nieto, donde sus principales “periodistas” se dedican a promocionarlo, adulando e incluso, justificando sus errores (como el ya famoso error en la FIL de Guadalajara). Eso solo muestra la calidad moral de las personas dedicadas a “informar”

Pero no solo hablamos sobre los espacios noticiosos, hablemos sobre la programación diaria. Ambas televisoras, la mayor parte de su programación la dedican al ocio y programas frívolos sin contenido útil más que el morbo, el ridículo y la enajenación. Tratemos uno a uno estos aspectos en las figuras de las telenovelas, talkshows, y los reality shows.

Las novelas: No está demás decir que en su tiempo, las novelas eran consideradas como verdaderas obras para el entretenimiento, “Cuna de lobos”, por nombrar un ejemplo con una actuación espectacular de María Rubio interpretando a la villana Catalina Creel, una inolvidable de las novelas, o las novelas históricas como “El vuelo del águila” o “La antorcha encendida”. Pero en la actualidad, las telenovelas se han convertido en los famosos refritos de otras novelas de otras novelas que lo único que cambia es el nombre, donde la trama es mucho muy similar. O novelas cuya trama es la misma, no importa en que horario este, siempre es la misma, la chica humilde que se enamora del joven millonario y que este también se enamora de ella, se tienen que enfrentar a miles de adversidades y al final se casan, esa historia se ha repetido miles de veces, pero la gente ni se aburre ni se cansa, no digo que sea malo el ocio, pero lo que si es que tanto las novelas como reality shows y talkshows están muy por encima de la cultura. Es mas factible que un alumno de primaria conozca personajes de novelas que los héroes de la independencia o la Revolución, y es cierto, se han levantado sondeos donde la poca cultura de alumnos, no solo de primaria, sino de nivel secundaria, bachillerato o universidad demuestran la ignorancia sobre acontecimientos históricos, personajes de la historia o fechas, mas al contrario, novelas, actores, actrices, son memorizados.

Los talkshows son incluso mas decadentes que las mismas novelas. En la figura de Laura Bozzo y Rocio Sanchez Azuara. En estos “espectáculos” la dignidad humana se nulifica al momento de “exponer” problemas familiares ante una audiencia de millones de televidentes. Por simple lógica ¿A que persona le gustaría que se conocieran sus problemas familiares? A nadie, no creo que nadie en sus cabales este dispuesto a exponerse a nivel nacional. Peor aún, que dejen rebajarse en su dignidad, en el programa de Laura, muchas veces se ha visto como esta señora humilla, agrede e incluso insulta a los llamados panelistas, actitud que no debería tolerarse en los medios y menos en un horario familiar. El caso mas reciente es donde, en televisión abierta, en horario familiar, la “conductora” llamo “putita” a una de sus panelistas, a nivel nacional, eso debería sancionarse, no me escandaliza la palabra, lo que me molesta es que, esta señora humille a una persona, a nivel nacional y haga pedazos su dignidad como mujer y como persona. Por hechos como estos, un programa debería salir del aire, mas in embargo, a meses de este hecho, el programa sigue al aire. Estos programas se ha demostrado son obsoletos, tal vez en los 90’s donde tuvo su mayor apogeo eran la moda, pero ahora, hacer estos pseudoprogramas es lo mas nocivo para una sociedad, ya de por si enajenada.

En cuanto a los reality shows, en su tiempo debo admitirlo fue una novedad, más sin embargo, ahora es un concepto tan trillado que aburre, muchas ediciones de Big Brother, La Academia, Operación Triunfo, etc, resultan ahora tan poco atractivas, pero que sin duda, aun tienen un séquito de seguidores. Pero ¿Que contenido tienen estos reality shows? nada, es solo el morbo lo que mueve a las personas, y el morbo vende. El personaje de la novela de George Orwell, dejo de serlo para transformarse en mercadotecnia.

Actualmente esta en la programación normal los programas de concursos de baile, canto e imitación (o parodia). Que desde hace algún tiempo se ha sobre explotado el concepto hasta hacerlo igual de monótono que los reality shows.

Pero ¿A qué va todo esto? La televisión, o mejor dicho las televisoras tienen tal influencia en la forma de pensar de las personas, ya sea por convencimiento de forma de pensar o enajenación, que las personas son incapaces de analizar desde otros puntos de vista, imposible cuando solo conocen una forma de analizar, pensar o reflexionar. A pesar de que esta legislado que las televisoras están obligadas a tener segmentos culturales, estos son bastante escasos. Bien dicen, al gobierno y a las clases poderosas les conviene tener un pueblo, enajenado e ignorante.

Anuncios