!Vaya¡ Sino fuera por que esta nota salio en “La Jornada” no lo hubiera creído. ¿Es esta la clase de nivel político de nuestros “representantes” o al menos de algunos? Indudablemente si. Demagogía y mentiras, argumentos que podemos respaldar en la administracion de EPN como gobernador del Estado de México.

“Candidato de las mujeres”

Primera mentira: Es conocido por todos que la administracion de Peña Nieto no se caracterizó por defender a las mujeres. Las cifras no mienten: 922 mujeres asesinadas durante su periodo de gobierno, y todos ellos, aún impunes. Es tal la magnitud, que superó a los feminicidios ocurridos en Cd. Juárez. Por eso es indignante que se haya autodenominado “El candidato de las mujeres” (no se les hace familiar a “El presidente del empleo”). Si fue capaz de dejar impunes los crimines contra mujeres ¿Por qué habríamos de creerle ese título que se dio a si mismo.

Esta frase de campaña es una completa burla aderezada con el más inexplicable cinísmo, sacando ventaja a la popularidad que posee en un amplio sector femenino del país, que basan su voto en un aspecto fisico, que usan compo parámetro para decidir el destino de su voto y para evaluar el futuro desempeño como posible presidente. Puede ser el candidato del grupo de Atlacomulco, de Televisa y de los grandes empresarios, pero nunca de las mujeres.

“Prometer mejores telenovelas”

En cuanto a propuestas… pues… ¿Qué decir? Con esto, se puede confirmar su escasa capacidad de analisis para resolver los problemas del país. No puede existir declaración política mas lamentable que esta. Educar con telenovelas… o digame usted ¿QUe ha aprendido con las novelas? ¿Qué la muchacha pobre se enamora del joven rico que todo lo tiene y que este tambien se enamora de ella? ¿Qué de la ncohe a la mañana su vida cambiara, será rica, exitosa y con una vida color de rosa opacada ocasionalmente por envidias? Pues permitame decirle, la vida no es color de rosa, y menos un mundo de caramelo. En la vida real, la sociedad es clasista, las diferencias sociales no permiten y no aceptan que una clase diametralmente opuesta se mezcle con otra. Vivimos en una sociedad que aún es machista, en cierto grado racista, elitista y desigual. En el mundo real, la gente batalla para conseguir trabajo, darle a su familia una vida digna, el exito no llega de la noche a la mañana, sino que tienen que pasar hasta años para lograr un nivel de vida aceptable y en muchos casos, no se logra. ¿Que he aprendido de las novelas? Que son viles sueños de opio. Lo único que podria un niño o un joven con las novelas, es a vivir en un mundo ficticio que le impida ver la realidad y vivir en una burbuja donde “no pasa nada”

A decir verdad, no nos debe extrañar este tipo de propuesta del candidato del PRI-PVEM, su muestra de ignorancia en la FIL de Guadalajara nos permitio conocer su nivel de ignorancia en cuestión cultural, que no nos extrañe el hehco que haya propuesto las novelas como un nuevo “modelo de convivencia” y no la lectura en familia. Sería tal vez hasta extraño que lo propusiera, pero resulta ridículo, proponer a las telenovelas. ¿Proyecto? Al menos de país no, pero si para una televisora.

Anuncios