En esta campaña presidencial, la maquinaria de la guerra sucia panista ha explotado supuestos “actos que afectan a los ciudadanos” por la supuesta “ambición de poder” de Andrés Manuel López Obrador. Lo acusan de ser intransigente, ocasionar caos y de ser quien polariza al país. Creo que la candidata del PAN debería revisar bien sus spots o incluso a ella misma.

Su campaña de odio esta reciclando los mismos argumentos de la campaña sucia de 2006, gestado por el PAN y ciertos grupos empresariales en contra del candidato de la izquierda. Hoy, 6 años después, el famoso “Plantón de Reforma” es el argumento político de Josefina Vázquez Mota para no votar por AMLO (además de decir que nos va a endeudar, nos va a dividir, etc.,). Pero ¿de verdad el plantón de Reforma ocasiono tantos problemas? Tal vez los mexicanos no somos capaces de ver más allá de los hechos y peor aún, nuestra memoria histórica no es de largo plazo.

Pero hablemos de que represento el Plantón de Reforma.

Sin duda pudo haber sido una de las decisiones mas difíciles del líder de izquierda, es decir, tenía a millones de mexicanos descontentos por un resultado que se considero por millones como fraudulento, por esas mismas fechas, una encuesta dio por resultado, que un 13% (fuente película fraude 2006) de sus encuestado estarían dispuestos a ir por la vía armada como opción de cambio, había un país polarizado por la campaña sucia de la derecha, metiendo medio a la mayoría de la población utilizando calumnias contra AMLO. Entonces ¿Como encausar el sentimiento de ira y frustración de millones de personas? ¿Cómo mostrar inconformidad ante semejante atropello contra la democracia?

La opción armada no era una opción, llevar a tanta gente a tomar las armas era una actitud irresponsable por parte del líder del movimiento. Cuando las palabras no son escuchadas, se pueden utilizar métodos de presión, el plantón fue esa opción. Una acción de resistencia civil pacífica, que logro canalizar esos sentimientos y ese descontento evitando desgracias como la pérdida de vidas humanas y confrontar un país entero.

Entonces ¿Fue el plantón una medida radical? ¿Una medida intolerante? Si lo analizamos bien fue una medida política y social y moralmente correcta, donde se evito un levantamiento como resultado del enojo social y el encono surgido durante la campaña presidencial, no se reportaron incidentes de vandalismo, robos o violencia.

Tanto les indigna a las personas (principalmente a las de provincia) que bloqueo vías de comunicación, que género caos, etc. Permítanme recordarles a la gente que vivimos en provincia, que el D.F cuenta con muchas más calles además de Reforma por las cuales se podía transitar, mas sin embargo sise permitía el paso a peatones (ojo), además de contar con sistemas de transporte públicos y el metro. Entonces, las vías de transporte no estaban bloqueadas.

Ahora, como ya se dijo, pareciera que el mexicano no tiene memoria histórica o al menos ni a largo plazo. Les indigna más el bloqueo de una avenida que todas las atrocidades cometidas en la historia moderna de México. Les indigna más un plantón que duro 52 días que la matanza de Tlatelolco en el 68, o el halconazo, que aun hoy no hay responsables enjuiciados y encarcelados. Les indigna más que una matanza de Acteal, o más actual, la tragedia del ABC o los más de 80 mil muertos de esta mal llamada guerra contra el narco.

Se ataca a una sola figura, pero se endiosan personajes tan deleznables como Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Molinar Orcasitas, se nos olvidan asesinos como Díaz Ordaz, Luis Echeverría o José López Portillo, quienes son responsables directos de ciertos eventos trágicos en el país.

Mexicano, ¿De verdad te indigna que se haya bloqueado una avenida a todo lo que ya ha ocasionado perdida de vidas humanas? ¿Cómo juzgas un hecho que no fue motivo de situaciones que lamentar y las infamias del pasado lo ignoras o lo omites voluntaria o involuntariamente? ¿Qué se siente que la televisión te diga que, como, cuando y porque pensar?

 

 

Anuncios