El deporte sin duda es una de esas actividades lúdicas que sin duda puede llegar a darnos satisfacciones. No, no es el hecho que se me olvide el momento político/social por el que pasa el país, simplemente que el deporte, si dejara de ser mas marketing que deporte, otra cosa sería.

Hablando sobre la actuación del representativo mexicano en Londres hay que aclarar ciertas cosas que tal vez no vemos. Criticamos al equipo mexicano por el hecho de tener una pobre cosecha en el medallero, que nuestros deportistas solo van a dar vergüenza, etc., sin detenernos a observar a que se debe tan escasas medallas.

1.- Algo que vi en titear y que sin duda considero, ser una gran verdad es que “Los atletas mexicanos no ganan por México, ganan A PESAR DE MÉXICO”. Especialmente por ser un país donde la cultura deportiva está en la mediocridad y la poca inversión en este ramo. Es triste ver que para practicar deporte de alto rendimiento las personas tengan que pagar, en vez que a los atletas de alto rendimiento los incentiven a seguir practicando.

2.- El nulo apoyo por parte del COM a los deportistas, que sin duda es otra mafia, tal como lo es la FEMEXFUT, donde quienes mueven los hilos buscan vender en lugar de propiciar el desarrollo de los deportistas de alto rendimiento.

3.- El poco apoyo de los gobiernos federal y estatal al deporte, lo cual no es algo nuevo, el escaso apoyo que le dan a los deportistas, la poca difusión que le dan a la cultura deportiva genera que el nivel competitivo de los deportistas mexicanos no sea el optimo.

4.- Las televisoras, que sin lugar a dudas son parte del gran fracaso deportivo, principalmente en el deporte más popular del país, el fútbol. Si bien es cierto que se logro el oro en este deporte, a nivel nacional, la liga, manejada por una mafia como lo son Televisa y TV Azteca, la intromisión de las televisoras en el deporte mexicano genera sin duda el estancamiento, anteponiendo el beneficio económico 8que no sobra decirlo, genera millones por todo el marketing) antes que contribuir a mejorar el nivel de competencia a nivel de clubes y selección.

En conclusión, tanto los atletas que consiguieron lugar en el podio, como aquellos que lograron honrosos lugares se les debe reconocer el hecho de que, con esfuerzo propio, los obstáculos puestos por sus dirigentes deportivos y políticos logren obtener un lugar en una justa olímpica, habla que, capacidad para sobresalir se tiene, talento, sin lugar a dudas, lo que no se tiene, es el apoyo. Todo en México, se maneja por mafias, lamentablemente, el deporte no está exento de ello.

 

 

 

Anuncios